Guía de Final Fantasy VII

Leyendo página 2 de la guía Final Fantasy VII

Final Fantasy VII

Guía publicada el 5 de Octubre del 2003
Autor: szandor
E-mail: szandor@teleline.es
 
Cuando tengas la tarjeta para la planta 63 sube allí y enciende el ordenador. Ahora tienes que abrir tres puertas. Primero la de arriba a la derecha; luego, en ese mismo pasillo, la última de abajo. Entra en la habitación y coge el cupón A.

Sube por el conducto de aire de esa misma habitación, dobla para meterte por arriba y saldrás en otra habitación donde te espera el cupón B. Ahora ve a la izquierda y abre la tercera puerta para entrar en la habitación donde se encuentra el cupón C.

Regresa al conducto de aire escabulléndote por el lado derecha y cambia los cupones en el ordenador (elige la opción inferior y luego la superior). En la planta 64 podrás salvar la partida y descansar en la habitación de tu izquierda. Ve al baño y examina los armarios. Sube a la planta 65 y verás un montón de cofres. La habitación circular contiene una réplica a escala de la ciudad de Midgar. Examínala por completo y elige la opción superior para repararla. Dirígete a la habitación superior de la izquierda y abre el cofre. Verás que dentro hay una de las piezas que faltan en la maqueta.

Regresa a la habitación circular y colócala en su sitio (se desbloquea otro cofre). Ahora sólo tienes que ir abriendo todos los cofres y encajando con paciencia todas las piezas. El último cofre es el que está situado junto a las escaleras y contiene la tarjeta de acceso a la planta 66.

Una vez en ella, ve al aseo y entra por la rejilla. Cuando acabe la secuencia cinemática, sigue a Hojo hasta la planta 67, habla con la gente y no pierdas de vista al científico. Después de mirar en la sala púrpura dirígete a las cajas que hay a la derecha y encontrarás un punto para salvar la partida y un cofre con la materia Envenenar. Sube por el ascensor que hay al Norte y elige a quien quieras que se haga cargo de Aeris. Ahora aparecerá H0512, que viene acompañado de varios sicarios. No intentes eliminar a estos últimos porque aparecerán más, en lugar de eso, utiliza Rayo y Fuego en el jefe y evita utilizar ataques físicos, Hielo o Veneno. Tras acabar con él, sube por la rejilla y coge la tarjeta de la planta 68 que te dará el asistente de Hojo, coge las pociones y dirígete al ascensor de la planta 66. Una vez en las celdas, habla con tus amigos a través del tabique y dispónte a dormir para reponer fuerzas.

Por la mañana te darás cuenta de que la puerta de la celda está abierta. Examina al guardia y habla con Tifa. Quítale la llave al muerto y libera al resto de tus compañeros. Regresa al laboratorio y habla con Red XIII. Habla con él otra vez después de coger el ascensor que lleva a la planta 68. Ahora usa la inclina y sigue hacia delante hasta que veas dos pociones púrpuras. Baja y entra en la puerta. Las luces verdes no te dañarán, así que pasa a través de ellas y coge dos pociones más antes de subir por las escaleras a la planta 69. Sube por cualquier escalera y verás que alguien ha matado al presidente de Shinra. Sal por la puerta Norte y habla con Rufus. Guía al resto del equipo hasta el ascensor y prepárate para el combate. Primero te atacará un enorme robot al que debes combatir a largo rango. El Veneno no le causará daño, pero es especialmente sensible al Rayo. Antes de que te dé tiempo a recuperarte, te atacará un segundo robot contra el que debes utilizar la misma táctica. Mientras tanto, Cloud se las tendrá que ver contra Rufus, que viene acompañado por una enorme pantera. Acaba primero con el felino porque puede lanzar un hechizo de protección sobre Rufus. Éste te atacará con su ametralladora, así que no te debes preocupar demasiado por tu energía. Cuando le hayas hecho suficiente daño escapará en helicóptero. Deja la azotea y reúnete con Tifa que te está esperando.

Baja al hall de entrada del edificio y sigue a Aeris. Tras una breve conversación escaparás montado en una flamante motocicleta. Tienes que atacar a las otras motos mientras evitas que ataquen al coche en el que escapan tus compañeros. Además de darles con la espada, tienes que echarte sobre ellos para hacerlos derrapar. Cuando hayas avanzado lo suficiente, te atacará un gran tanque armado con poderosos lanzallamas. La mejor manera de terminar con él es atacar con la materia Rayo y curar a todo el grupo con el limite de Aeris. El Hielo funciona bien contra este jefe, y también los ataques directos.

4.- MUNDO EXTERIOR

Decide quien irá en tu grupo y sal de la pantalla por la parte de abajo. Aparecerás en el mapamundi: ahora tienes todo el mundo para explorar. Para no perder tiempo, dirígete hacia la ciudad de Kalm, situada al Noreste de Midgar. Entra en la posada y verás al resto del equipo esperando tu llegada. Habla con ellos y disfruta de tu primer encuentro con Sefirot, porque los demás no serán tan amistosos.

En Nibelheim, habla con Sefirot y los guardias. Entra en la casa de Ti-fa (el edificio grande de la parte Sudeste de la ciudad) y toca en el piano la melodía del juego. Entra en la taberna y sube por las escaleras. Habla con Sefirot y duerme. Al día siguiente, habla con Sefirot y deja que te saquen la fotografía. Cuando vuelvas a tomar el control de Cloud, avanza por el puente y habla con Tifa dos veces hasta que se rompa. Ve al Noreste y entra en la caverna. Sigue siempre hacia el Norte y llegarás a la planta de Jenova. Entra y sigue a Sefirot hasta la habitación llena de cámaras criogénicas. Habla con él varías veces y alucina con la secuencia.

Cuando te encuentres de nuevo en Kalm salva el juego y sigue adelante con la narración de Cloud. Una vez en la mansión de Nibelheim, sube las escaleras y ve a la derecha. Entra en la puerta inferior izquierda y ve a la siguiente habitación. Examina la parte circular del muro de piedra y aparecerá una entrada secreta. Baja por la escalera de caracol y camina hasta que llegues a la biblioteca. Sal cuando Sefirot deje de hablar.

A la mañana siguiente regresa a la biblioteca. Vuelve a salir de la mansión e intenta entrar en la casa que hay a tu derecha. Cuando aparezcas de nuevo en la planta de Jenova, regresa a la parte donde estaban las cámaras criogénicas y examina a Tifa. Sube por las escaleras y ve por la puerta que Sefirot ha abierto. De vuelta al mundo real, sube a la segunda planta de la posada y verás un ítem que no puedes alcanzar. Sin embargo, si insistes, terminará cayendo y podrás hacerte con un megaelixir. Coge el PHS que te entregará Tifa y que te permitirá ponerte en contacto con tus compañeros en cualquier momento de la aventura. Examina el resto de las casas del pueblo y encontrarás varios Éteres. Luego sal al mapamundi y camina hacia el Este, hasta la granja de chocobos. Habla con el chocobo que hay parado en el corral y tras deleitarte con la danza, obtendrás la materia para invocar a Choco/Mog. Ahora entra en el establo y habla con el hombre del sombrero de paja. Cómprale la materia Atrae Chocobo y varias verduras (primera opción, cuarta opción, primera opción). Sal de nuevo al mapamundi porque tienes que cazar un chocobo. Para ello, tienes que deambular por las partes del mapa donde se ven unas huellas y esperar a que te ataquen. Si entre los atacantes se encuentra un chocobo, elige a un personaje para que lo alimente con verduras durante todo el combate. Si logras acabar la lucha sin que el chocobo haya escapado, habrás conseguido tu objetivo. Ten en cuenta que la calidad de las verduras está en relación con el tiempo que el chocobo tarda en comérselas. Una vez consigas tu curiosa montura, dirígete al sur mientras esquivas a la monstruosa anaconda gracias a la velocidad del recién adquirido chocobo.

Entra en la cueva que verás en un lateral de la montaña, sal y vuelve a entrar de nuevo. Ahora te encuentras en la Mina de Mitrilo. Coge el Éter que hay al Nordeste y trepa por las raíces para hacerte con la materia largo Rango. Vuelve a la entrada y ve a la izquierda. luego al Sudeste y encontrarás un cofre con una Fuente Mente dentro. Ahora ve al Oeste. Cuando se vayan los Turcos ve al Norte (Elixir y poción) y regresa a la zona donde te encontraste con ellos. Sube por las ramas y sal por la puerta. Dirígete a Fuerte Condor (la ciudad con la cabeza de pájaro) y entra en ella. Habla con el hombre de la entrada y elige la segunda opción. Trepa por la cuerda y estarás en una ciudad excavada totalmente en la roca. Habla con todo el mundo, compra todo lo que necesites y duerme si lo deseas. Cuando hayas terminado, sube a la parte más alta de la ciudad y habla con el hombre. Cuando te pida dinero, dale todo lo que puedas, pero tampoco te quedes sin nada. Más adelante entenderás para qué le sueltas tanta pasta.

Vuelve a salir al mapamundi y dirígete al punto más cercano al Noroeste, a Junon. Habla con los aldeanos y luego baja por las escaleras. Acaba con el monstruo que amenaza a Priscila utilizando Rayos y Veneno. Si envuelve a alguno de tus personajes con una burbuja, atácale con magia para disolverla. Si Posees la materia Todos, aprovecha para disolver la burbuja y atacar al jefe al mismo tiempo. Tras acabar con el monstruo marino, tienes que salvar a Priscila de morir ahogada. Fíjate en el medidor en forma de pulmón que está en la parte superior derecha. Presiona las teclas para hacer que suba hasta arriba y luego baje rápidamente (no te preocupes, en cualquier caso no morirá). Dirígete a la casa que hay junto a la entrada al pueblo y habla con la vieja. Descansa unas horas.

Baja a la playa y Priscila te dará un silbato para llamar a un delfín. Tu objetivo es encaramarte a la torre eléctrica que hay enfrente impulsándote con el delfín. El truco está en no moverte y silbar, y luego volver a silbar desde la nueva posición.
 

Espina clavada

Actualmente nos encontramos con nuestros esfuerzos enfocados en los siguientes temas:

  • Noticias
  • Catálogo
  • Guías en formato texto
  • S.E.O.

Espinas a clavar

Lo que el futuro depara a Mil Espinas. Proyectos que están en desarrollo actualmente:

  • Guías en formato video
  • Foros
  • Boletín
  • Listado de empresas
ÚLTIMAS NOTICIAS
JUEGOS EN EL CATÁLOGO
Mil Espinas © 2002-2009 Prohibida la utilización total o parcial del material que compone la página, sin el previo consentimiento del webmaster.